Resaltar la máxima belleza natural de la piedra es el propósito de todo artículo de ámbar que se precie.

Por eso, lo solemos encontrar como elemento central de multitud de joyas en las que la plata y el oro son los principales acompañantes ya que el engarce en estos metales resalta al máximo el colorido de la pieza.

También es muy popular por sí solo, dando forma a pequeños objetos de arte, camafeos y entallados, especialmente cuando se trata de variedades opacas. Sin embargo, la peculiar naturaleza del ámbar le hace especialmente atractivo cuando se encuentra en formas suaves y redondeadas.

Por ello, y a diferencia de otras piedras, donde se suele preferir la talla, el ámbar, desde tiempos antiguos, se ha pulido en forma de cuentas y cabujones, aprovechando las formas naturales en las que se presenta.

Estas piezas de ámbar no tienen caras o facetas talladas, sino que se presentan en forma de lágrimas, esferas o cuentas. Además está el hecho de que la piedra se calienta en contacto con la piel y al hacerlo desprende un suave aroma prácticamente imperceptible, lo que hace que pulseras y collares sean dos de sus principales usos.

Ya los romanos eran grandes entusiastas de los cabujones, camafeos y entallados, que en aquel entonces eran bastante más difíciles de lograr, para ellos el tallado se consideraba de poco gusto.

Hoy día ya no es un problema la precisión del corte, por lo que el trabajo del joyero se centra en aprovechar los sutiles cambios de tono y las inclusiones en el interior de las piedras, para crear efectos ópticos agradables a la vista.

Por último están las pepitas más grandes, extremadamente raras de hallar, que  cuando no son destinadas a museos o colecciones sirven para hacer de ellas esculturas, objetos decorativos o sencillamente se dejan al natural para ser admiradas por sí mismas.

   
pulsera de ámbar de colores

Ámbar por Colores

Más de los que te imaginas.

ámbar por precios

Ámbar por precio

Ámbar para todos los bolsillos.

más vendidos

Top Ventas

Los artículos más vendidos.

No copiar, por favor